Archivos de la categoría ‘citas’

—Pero yo le quiero…
—No confundas el amor con el síndrome de Diógenes, cariño.
Caminante no hay camino sino tropezar.
el profeta sexi
(parábola del betadine)
¿Cómo saben los ciegos que han terminado de limpiarse el culo?
Estoy muy ilusionado con el año nuevo, según los Mayas podría ser el último.

—¿Qué te llevarías a una isla desierta?
—A tu puta madre.

réplica primera a los corintios

A veces cagas tan aprisa que te olvidas de mear.