sobres las duchas frías (con segundas)

Publicado: mayo 27, 2013 en General
El tipo duro apunta a la mujer fatal con un revólver. La mujer fatal no le mira a los ojos porque lo desmontaría.
—Aún así te alegras de verme —resistirse a un mohín como el de esos labios perfilados con tiralíneas no está a alcance de cualquiera.
La lengua le sabe a velcro cuando el tipo duro se cambia el mondadientes de carrillo.
—Llevo otra pistola —tercia.
Frente a la sonrisa cargada de rouge de quien sabe encajar un buen golpe no queda más que apostarlo todo al negro. Piedra papel tijera smith & wesson.
Touché —pese a la exquisita entonación con que la mujer fatal hace frente a los estampidos, que levantan bandadas de pájaros de árboles desamparados como  metáfora del alma,  logra que suene algo parecido a trucha.
sobre las duchas frías (en primera instancia)
comentarios
  1. kiram dice:

    Otra que se lleva el chasque a la tumba…
    Pero ojo, algún día uno de los tipos duros se volará una de esas partes tan queridas por ellos.. Las Smith & Wesson no tienen seguro.

    • vittt dice:

      un poco de derecho al pataleo antes de estirar la pata, es demasiado pedir?
      me imagino el micro. ella le pregunta si lleva una pistola en el bolsillo o es que se alegra de verle. y el le resp-bang! que llevara una pistola en el bolsillo no significa que no se le alegrara de verla.

  2. rafarrojas dice:

    … touche creo que es tocado. a lo mejor se refiere al arma. eso desarma más que labios pintados con tiralineas, y por cierto que tanto maquillaje si que debe dejar la lengua como trapo con el que has limpiado la encimera de la cocina, : )
    como siempre un placer visitarte,
    rafarrojas
    p.d. y lo que ya sería como para experimentar la súbita aparición de una pistola es recibir un comentario en mi blog

  3. pecosa dice:

    para que luego digan que las mujeres guapas lo tienen más fácil en la vida.

    hermosa y villana, una combinación de lo más morbosa. yo apostaría a que el tipo duro sólo llevaba una pistola.

    • vittt dice:

      quizá su belleza les abra muchas puertas, pecas, pero alguna de esas puertas dan a lugares dónde no querrían ir.

      hermosa y villana y de ficción? yo apostaría lo mismo y más.
      aunque no descarto que ese trucha final (con toda la intención) diera en el blanco, y el tipo duro resistiera los encantos de la mujer fatal por ser refractario a los mismos.

      pd qué malo soy contando chistes 😉

  4. No hace falta que te recuerde que las armas las carga el diablo, y hasta los topes de rouge, por supuesto

  5. markusfreak dice:

    Sin duda, si hay que mandar a un sicario a hacer un trabajo así, mejor que sea refractario, o acaba casándose con ella.

  6. MA dice:

    Hala, una novela negra, de villanos y chicas fatales. Hace tiempo que no escribo novela negra, de hecho hace tiempo que no escribo. A ver si me inspira la chica mala.
    Yo creo que él no sabia usar la pistola pero que ella era una experta en el manejo del rouge.

    • vittt dice:

      las chicas malas siempre me han servido de inspiración. y los tipos solitarios. nunca he pasado del microcuento negro, pero algún día me dedicaré una novela negra en blanco y negro. con una chica mala y un tipo solitario. la adivino amarga y con una sonrisa.

      con el tono adecuado de rouge, hasta al más pintado se le olvida disparar primero y lamentarlo luego.

  7. eariandes dice:

    dónde andas? se te echa en falta

  8. eariandes dice:

    Toy por aquí, si no te encuentras… búscame! y te buscamos juntos 🙂

  9. […] by me inspirado por Vitt […]

  10. eariandes dice:

    Otra copa de líquido ambarino con dos piedras de hielo a medio derretir, uñas pintadas en rojo sangre… podría ser por arrancarle el corazón a los hombres; se acerca el vaso a sus labios carmesíes mientras levanta el velo negro que ensombrece su mirada. En la barra del bar, sentada en un taburete, mostrando con algo de provocación sus elegantes piernas cruzadas tras la abertura de la falda, acariciadas por una medias como humo y sus zapatos de tacón negro, que la mantenía fuera del alcance de los mortales comunes. Esperaba al hombre de sombrero de ala ancha y gabardina que fumaba ducados… para que la invitara a un trago… un tipo duro al que no le quedara corazón que pudiera devorar. Pues inevitablemente un verdugo no tiene razón de ser si no posee una víctima a la que martirizar… y viceversa. De eso iba la historía: vestidos así no había otro fin posible…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s