sobre enmendarle la plana al hada de los sueños

Publicado: abril 5, 2013 en blanco y negro, los perros sueñan en blanco y negro, microcuentos, sueños

guárdame el secreto

Anoche soñé contigo. Era de los textiles, tranquila. Sólo te veía los zapatos, taconazo burdeos, pero por el contexto ibas impecablemente vestida. La ley antitabaco no ha pasado de la vida real —todavía— así que me apuntabas con un pitillo en plena barra de bar y me pedías fuego lumbre candela. Me palpaba las hechuras como si me ardiera el alma gitana, aún sabiendo que yo nunca tuve un mechero de oro viejo con mis iniciales grabadas. Deberías dejarlo, te decía. Contestabas lo he dejado, pero los cigarrillos todavía le sientan bien a mi aspecto. No podía replicarte a eso, nadie puede. Por el bien del sueño daba con una cerilla entre la pelusa y los peniques de una noche que acaba. La encendía con la uña del pulgar (siempre he querido saber hacer eso, magia) y te prendía el pitillo. Aún así deberías dejarlo, reiteraba, mientras tu humo se me untaba al cuero y la resaca. Y si esto fuera un sueño de puta madre, tú me hubieras prometido: cuando dejes de soñar conmigo. Pero no recuerdo que decías; puede que despierta, es mi marido. O puede que nada.
Anuncios
comentarios
  1. abi dice:

    me pedías fuego lumbre candela; el alma gitana de tu sueño textil pide arder a gritos…

  2. vittt dice:

    fuego lumbre candela pocas cosas más sensuales que una llama, abi. muy pocas.
    el alma gitana de mi sueño textil, aunque muda, ardía.

  3. pecosa dice:

    a veces me pregunto cómo es posible que haya personas que puedan soñar cosas tan bonitas. puras escenas de películas. supongo que sólo está al alcance de mentes brillantes. hacer de los sueños arte, hacer de los sueños sensaciones. que viva tu fase rem.

    apuesto a que a la chica de zapatos burdeos le encantó cómo encendiste la cerilla. seguro que hasta te invitó a una copa, aunque no recuerdes esa parte.

    que la ley antitabaco no llegue nunca a tus sueños, vittt.

    • vittt dice:

      soñar es inevitable, recordar lo soñado es cuestión de fe. recuerdo el sueño tal cual lo cuento, pero no es idéntico a como lo garabateé al despertar en un papel. puedo hacer muy poco con mis sueños, pecas -si pudiéramos igual no despertaríamos jamás- pero los cuento como quiero.
      estoy convencido que hubo esa copa. algo seco como un disparo, doble como un salto mortal. entre caprichosas volutas de humo que trepaban al techo. puede que incluso alguno de los dos dijera: se hace tarde, deberías despertar. y el otro contestara: cinco minutos más.

      lo bueno de lo sueños es que no entienden de leyes. o entienden de unas leyes que nosotros no entendemos.

  4. kiram dice:

    El cigarro del final de la noche siempre es el que mejor sabe, sobre todo si alguien te lo enciende en bares de barra de madera pulida y líquidos ambarinos.
    Chapó como siempre, me encantan tus sueños en blanco y negro.

    • vittt dice:

      por desgracia uno no siempre sabe si va a ser el último pitillo, pero puede hacer como si lo fuera. en un bar en sueños, con un cartel de prohibido fumar prohibido, acodado en una barra pulida como un espejo, terminándose, quizá, el último trago ambarino de la noche.

      son el cebo que uso para atraerte a la trampa de comentar, k. es bueno saber que funciona. todavía.

      • kiram dice:

        Esos dos siempre se encuentran en bares con humo, bajo farolas, o en la lluvia, es lo que tiene ser figuras oníricas vinculadas de alguna manera por ese pitillo cómplice.
        Que quieras atraerme es lo que me sorprende, espero que no cambie. Aunque siempre estoy por aquí, al acecho de tus palabras 😉

      • vittt dice:

        bajo la lluvia, a la luz de una farola, tras un pitillo, en el fondo de una copa, personajes diferentes para un mismo par de almas; errantes, que no erradas. el ambiente los envuelve, los perfila, los dibuja.
        en este bar siempre te reservo un taburete. k. no hace falta que digas nada si no quieres, no aceptan propina.

      • kiram dice:

        Siempre que el taburete esté a tu lado, y me des fuego lumbre candela, ahí estaré, fíjate bien en tu próximo sueño, que a lo mejor te sorprendes.

      • vittt dice:

        descuida, me fijaré.

  5. Annie dice:

    Qué suerte soñar contigo y luego poder recordarlo, Vittt.
    ¡No haría más que dormir!

  6. markusfreak dice:

    Lo pintas tan bien, que hasta haría del borracho solitario que siempre está en el otro extremo de la barra, contemplando la escena. Eres “mu” grande.

    • vittt dice:

      creo que el borracho solitario al fondo de la barra, finge contemplar la escena cuando en realidad la crea.
      la próxima corre de mi cuenta.

  7. Cuando vuelva a nacer quiero saber encender cerillas con las uñas. A mi eso no me sale ni en sueños.
    Más que nada por el relumbrón que daría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s