sobre las malas compañías

Publicado: julio 8, 2012 en a dos velas, microcuentos
El microcuentista traductor de lenguas muertas tiene una cazuela. Una sartén una olla un cueceleches. También tiene dos vasos. Dos platos hondos y dos llanos dos tenedores dos cucharas de sopa y dos de postre dos cuchillos dos servilletas dos juegos de desayuno dos copas buenas. La soledad del microcuentista traductor de lenguas muertas es para echarla de comer aparte.
Anuncios
comentarios
  1. pecosa dice:

    a la soledad hay que alimentarla unas veces sí y otras no (casi todo es bueno, pero a ratos).

    una de mis mejores amigas lleva diez años preocupándose por la soledad, y no se da cuenta (o no se quiere dar cuenta) de que desaparecerá en cuanto deje de preocuparse por eso y se quiera más a sí misma (por mucho que esto suene a libro de autoayuda barato). a uno le cambia la mirada y el ánimo, y eso se percibe, atrayendo a los demás como moscas y haciendo que estos deseen inconteniblemente echarle un polvazo al susodicho/dicha, que es como debería empezar todas relación que se precie.
    al micr-traductor de lenguas le diría: guarda las copas buenas no sea que se rompan y usa las baratas cuando vengan los colegas a casa.

    • vittt dice:

      la soledad está ahí siempre, aún rodeados de gente. unas veces la buscas, otras la necesitas, la soportas, la disfrutas, la detestas, otras ni reparas en ella, pero siempre está presente. como el amor. o la barriga.

      los libros de autoayuda baratos son como los caros, pecs. funcionan si uno quiere autoayudarse. si uno quiere autoayudarse basta con una amiga que te coja por el pelo y te obligue a hacer un vincent vega en el espejo del ropero hasta resignarte, tolerarte, conformarte, gustarte. una de tus mejores amigas tiene suerte de tenerte como amiga.

      le diré lo de las copas al micr-traductor de lenguas muertas, pero me temo que es de los que beben vino barato en copas de bohemia. un fino estilista de mierda.

      pd. cuando hablo del microcuentista de metro noventa, hablo en realidad de un amigo. que ni es microcuentista, ni mide metro noventa, ni es amigo mío.

  2. eariandes dice:

    La soledad no deseada es muy mala compañía. La soledad buscada es buena para hacerse compañía a uno mismo, dialogar un poco y profundizar en el corazón y la mente humanos 🙂

    • vittt dice:

      la soledad es una de esas compañías absorbentes, egoístas, que sólo se preocupan de sí mismas, a su lado es como si no existieras.
      la sole (de la casa vacía, el móvil en silencio, música alta y experimentos en la cocina) es buena tía.

  3. kiram dice:

    A las soledades varias les pasa como a mí: Sale más rentable comprarle un traje que invitarla a comer ^^

  4. La Sole es muy suya. A veces acampa en la sala de ser y estar y no se va ni con el agua de hervir macarrones.
    Tal vez convenga invitarla a una sopa de letras, de cuatro en concreto: V E T E

  5. vittt dice:

    -y dejarte solo? -podría replicar, humeando tallarines- ni hablar!

  6. MA dice:

    Lo que yo digo, que si estuviera sola, ni mesa ni cocina, con un bocata me apañaba.

  7. MA dice:

    Demasiado acompañada, echo de menos los bocatas improvisados de atún.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s