Archivos para marzo, 2012

El microcuentista al que no le gusta hablar de sí mismo inventa personajes que protagonicen todo aquello que por pudor se priva de airear, como cuando aquel poeta maldito de metro noventa les robó el fuego a los dioses y tal.
Anuncios
Caminante no hay camino sino tropezar.
el profeta sexi
(parábola del betadine)
La nena coixa és coixa de naixement. El peu esquerra de la nena coixa és una mica tort. De vegades el peu dret de la nena coixa li diu al peu esquerra que faci el favor d’anar recte, però el peu esquerra no pot. No puc, diu de vegades el peu esquerra. De vegades la nena coixa els diu que callin tots dos, mentre camina cap a casa, o cap a l’escola, depèn. La nena coixa no sap què és no ser coixa, però sap moltes altres coses.
sobre la niña coja
La niña coja es coja de nacimiento. El pie izquierdo de la niña coja está un poco torcido. A veces el pie derecho de la niña coja le dice al pie izquierdo que haga el favor de ir derecho, pero el pie izquierdo no puede. No puedo, dice a veces el pie izquierdo. A veces la niña coja les dice que se callen los dos, mientras camina hacia su casa, a hacia la escuela, depende. La niña coja no sabe qué es no ser coja, pero sabe muchas otras cosas.
Como ambidextros esgrimistas dos caracoles se tantean con los ojos sobre un lecho de col. Perdida la distancia, en el cuerpo a cuerpo unidad de medida de toda batalla, forcejean atornillados el uno al otro; el uno a la otra, la otra al uno, yo aquí ya me pierdo. Asfixiado por ese beso de cuerpo entero —ambos lengua, todo ellos, el caracol que hace de macho casi se lo propone encima: <<¿En tu casa o en la mía?>>. A una distancia inconcebible del mar, aunque sacudido/a por las olas que no la/e dejan hacer pie, el caracol que hace de caracola recuerda hacerse un poquito la estrecha <<C…creo que vamos demasiado deprisa>> —mmmusita.