sobre la ficción poco hecha, realidad cruda

Publicado: enero 17, 2012 en a dos velas, microcuentos
Érase una vez un microcuentista que no tenía microcuento que contar y colorín colorado el microcuentista está acabado.
Anuncios
comentarios
  1. Y ahora te ha dado por hurgar en mis escritos y criticarme? Pensé que éramos amigos… Snif

  2. Elisa dice:

    ¡Pobre! Tal vez se metamorfosee en poeta o en memorialista.

  3. Madrizleña dice:

    Ni se te ocurra…

  4. Annie dice:

    Me tomaré al microcuentista como personaje de ficción, tú ponte las pilas.

  5. pecosa dice:

    Yo cambié de blog para ver si me alimentaba las ganas, las musas o lo que fuera. Y no ha surtido efecto. A veces simplemente no hay nada que contar, o uno cree que no tiene nada que contar.

    Hay un momento para todo, tete. Yo he decidido no presionarme y hacer las cosas como me apetezca y cuando me apetezca. Te recomiendo que hagas lo mismo, nosotros vamos a estar aquí siempre que decidas escribir, lo que sea (pon un “hola” de vez en cuando, no te me tomes esto al pie de la letra y te me vuelvas un ermitaño).

    • vittt dice:

      cuento con que sea pasajero, pecs, todo lo es, aunque la inspiración es capaz de alegrarme el día como cuando te despiertas pensando que llegas tarde, coño, te has dormido, y luego resulta que es fiesta y la cama parece un abrazo hasta mediodía.

      trataré de no presionarme. por de pronto me he desabotonado el botón del pantalón, como cuando vas a comer a casa de la abuela. si la cosa va para largo pondré una lápida con un: no teman, sigo vivo. no quisiera convertirme en un ermitaño. aunque son bonicos, mi tía tiene un abrigo.

  6. Maite dice:

    Un título sublime, y una realidad que muchas veces me acecha. Se podría hacer un estudio o tratado sobre el devenir de los estados de ánimo e inseguridades de los artistas. Yo creo que los artistas deben de ser un poco “soberbios” o por el contrario…colorín colorado, o tal vez la humildad sea la virtud por la que todas las demás coexisten.

  7. vittt dice:

    cuando se van las musas aparecen los fantasmas, maite. quizá el secreto esté en habitar entre las fronteras de la soberbia de creerse artista y la humildad de saberse artesano. alguien debería escribir sobre ello, como si no escribiéramos sobre ello siempre, los que escribimos.
    el título también me gusta.

  8. MA dice:

    Hala, no te quejes, que a todos nos pasa eso. Coge un boli y plantate delante de un papel, y que la inspiración te pille trabajando., no vaya a ser que venga, y te pille tumbado en la cama mirando al techo. Y si no, haz como dice Maite, practica la soberbia (o la lujuria, que tambien da para mucho)

    • vittt dice:

      oh, sí, la lujuria. es todo un lujo tener de eso… conque me pillara la inspiración mirando al techo entre los encantos de una mujer encima, me conformo, ma.
      en cuanto a la soberbia. la bebida es tan necesaria, a veces…

  9. pablogonz dice:

    Paciencia, que la literatura es un regalo de los dioses.

  10. […] on sobre la ficción poco hecha, r…vittt on sobre la ficción poco hecha, r…Pecosa on sobre la ficción poco hecha, r…vittt on sobre la ficción poco hecha, r…vittt on sobre la ficción poco hecha, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s