sobre la banda sonora de un momento

Publicado: octubre 20, 2011 en blanco y negro, cuentos para enfants terribles, ella, General, historias de la mera muerte, microcuentos, sangre
Primero la siente en los huesos, el perfume llega luego. Calles mojadas por la lluvia, madera, flores marchitas. Frutos secos.
La rubia platino se acoda a la barra de espaldas, para mirarle con esos ojos absenta que lo apuñalan. Rubia platino, lunar dibujado. Cereza los labios.
—Fea herida —aquella voz de muchacho.
El tipo mira su cara partida en el espejo del mostrador, empequeñecida y multiplicada por un pantone de olvidos que gradan del gin a la melaza. Trata de reconocerse en el reflejo de unas pupilas apagadas por el cansancio y los recuerdos. Cree que un siete en el cuero no le va nada al personaje, pero la ficción tiene sus propias reglas. Da un trago de oro viejo. Los hielos le queman el labio, entumecido por los nudillos de un pobre diablo. Los pobres diablos muertos tampoco le van nada al personaje.
—Las colecciono. —Viudas y cicatrices.
Encaramada a dos puñales burdeos, la rubia platino esboza una sonrisa triste. Perturbadora como las historias junto a la hoguera. Tan atractivas las llamas.
—Todos coleccionamos algo —dice.
Un negro toca el piano. Le quebraron los dedos por deudas de juego. Bueno como nada que hayas escuchado, pero ya nunca el mejor. El vaso del tipo vuelve a estar lleno. Oro viejo para los recuerdos nuevos. Los huesos vuelven a ser los suyos, el perfume y la sonrisa persiste un tiempo. El tipo se cala el sombrero. Ladeado sobre la primera cicatriz. Saca un par de billetes del bolsillo. Deja uno en la barra, el otro es para el negro.
—¿Qué tienen de malo los sellos? —murmura. Quizá le oigan.
comentarios
  1. pablogonz dice:

    Hay una distancia estilítica (en apariencia insuperable) en el interior de este fragmento: “Cree que un siete en el cuero no le va nada al personaje, pero la ficción tiene sus propias reglas. Da un trago de oro viejo.” ¿Cuándo y por qué un autor norteamericano medio se transforma de pronto en el mejor Valle-Inclán? Es una pregunta retórica: no requiere contestación. Esta no lo es: ¿No te gustaría convertirte en un macanudo autor barroco (o más barroco)? Abrazos, PG.

    • vittt dice:

      a si te soy sincero, nunca me he preocupado mucho por el estilo, y cuanto más pasa menos me preocupo. por lo general la historia decide como tengo que contarla, y trato de no ponerme demasiado de culo, por si acaso. tengo mis momentos barrocos, oh sí. y otros a base de frases cortas y picaditas como una pelea a puñetazos. las sufro y disfruto por igual.
      abrazos

      el espíritu de valle te perseguirá por esto, pablo

  2. Hugo dice:

    Dos palabras: sin palabras.

  3. Vitt, voy a ser franca, ya me estás empezando a dar bronca. Cómo escribiste esta maravilla de micro? Hace desde ayer que lo dejo removerse en el vaso, lo huelo, doy un trago de palabras.
    Y si no me distraés con otro escrito acabaré por sacarte la receta (Sin fe en uno mismo no se avanza un paso, ja ja)

    Aplausos!

    P.D.: la pucha, hasta la imagen es perfecta!

    • vittt dice:

      patricia, no me alegra nada empezarte a dar bronca, bueno sí, un poco… ten en cuenta que emborracharte conmigo, pudiendo hacerlo con licores de mejor calidad, quizá te depare una mañana de resaca de difuntos. si me sacas la receta me la pasas, la mitad de las veces no sé cómo me sale un micro bueno. ni uno malo, ya puestos.
      la imagen es perfecta, cierto. el de la foto es thelonius monk, no he dado todavía con el autor del disparo. estaría encantado de linkearlo.

  4. Pecosa dice:

    Por dios, vittt, a veces es increíble como te superas. Esto es tan intenso…

    Las cicatrices me resultan de lo más enigmáticas. Siempre que veo que alguien tiene una no puedo evitar preguntar qué le pasó. Con el personaje del micro tendría para unos cuantos tragos de oro viejo y unas cuantas melodías a piano. En cualquier caso, hay veces que se tiene todo el tiempo del mundo.

  5. La Co dice:

    Me encantó. Me gustan las introspecciones de los personajes, esa forma de saber quiénes son por medio dela complicidad con el lector es única.

  6. Annie. dice:

    Vittt, música eres tú. ¡Qué barbaridad de micro, nen!

  7. montse dice:

    ¿Qué tienen de malo los sellos?
    Aparte de dejarme pensando sobre el tema, vamos….
    El prota es el clásico héroe de peli americana sin capa. ¿Cómo diablos va a coleccionar sellos?

  8. kiram dice:

    Otra obra maestra, si es que eres un crack. ^^ Echaba de menos leerte!
    El pobre, con lo molones que son los sellos, o las monedicas.. Pero muchas colecciones las acumulas sin darte cuenta ^^ La putada es no poder vender las cicatrices por eBay… 😉

Responder a vittt Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s