sobre la guerra de sexos fría

Publicado: septiembre 28, 2011 en amigos, blanco y negro, microcuentos
Esta es una historia de cuando el mundo era en blanco y negro. Sus protagonistas son un tipo al que no mirarías dos veces, alguien normal y corriente, rasgos indispensables para un espía, ella es bonita, todas lo eran cuando el mundo era en blanco y negro, un puñado de pecas salpimientan sus mejillas. El escenario: un parque a pleno día. El tipo se ha acercado a la mujer, que espera junto al monumento a los caídos de una guerra -no la última- fumando un cigarrillo, deja el maletín junto al de ella, negros, idénticos, se toca el ala del sombrero.
—No recuerdo qué iba a decirle —dice—. Algo bonito.
La mujer parece reparar en él por primera vez, pero las apariencias engañan. Una racha de viento le agita los cabellos. Ha cogido frío.
—Es su palabra contra la mía —replica.
Las contraseñas son correctas, pero ninguno deja de empuñar el arma dentro de los bolsillos del abrigo y la gabardina, de fingir mirarse a los ojos mientras se estudian mutuamente. Ella piensa que aunque él lleve una pistola en el bolsillo no significaba que no se alegre de verla, él cavila: que no sea un pene, que no sea un pene, que no sea un pene…
Anuncios
comentarios
  1. montse dice:

    El final es digno de enfriar cualquier guerra de sexos…

  2. Hugo dice:

    No te voy a decir lo que me parece porque después me acusas de comentar por un diez por ciento, cuando nunca trabajo por menos del treinta.
    De todas maneras, estoy leyendo una nueva novela de David Goodis y espero encontrarme, cada vez que voy a pasar una página, una lápida en la siguiente. Por cierto, que si no lo conoces, es altísimamente recomendable – para ti y para todos,- novela negra, pero negra negra, de la buena buenísima. El único problema es que salvo un par de novelas hay que rebuscar en las librerías de viejo… Fácil de encontrar y muy muy muy bueno es Disparen al pianista.
    Abrazos negros, pero negros negros.

    • vittt dice:

      ha conseguido que le eche de menos, señor lobo. el treinta por ciento me parece poco, si me regala las orejas y los ojos como hacía cuando se me deshacía en elogios. qué orejas y qué ojos más grandes tienes…!
      tengo a goodis fichado, pero no he leído nada suyo. me apunto tu recomendación, hugo. las librerías de viejo son un placer cada vez más escaso, no así los starbucks.
      abrazos de color. (por lo políticamente corrupto)

  3. Pecosa dice:

    En un mundo en blanco y negro nadie es normal y corriente.

    Una mujer con pecas siempre parece más ingenua y pueril de lo que es, mejor desconfiar (¡a lo mejor era un pene!) . A la del micro le habría venido bien una bufanda.

    • vittt dice:

      cierto. tengo una foto de cuando era niño en blanco y negro que nadie diría que iba a perder tanto en color 😉
      desconfiar desconfío siempre, pecas, pero si tiene buena conversación el pene es lo de menos.
      una bufanda? con ese escote? ni lo sueñes! 😉

  4. annie dice:

    Es admirable cómo pasas de lo mítico a lo prosaico sin despeinarte, Vittty.

  5. Maite dice:

    Buenísima ambientación y recreación, muy en tu estilo más novelesco 😉

    • vittt dice:

      todos tenemos un montón de referentes del género, basta con agitar algunos lugares comunes para que el resto llegue sólo; el mérito es sobretodo del lector. aún así, gracias, maite.

  6. Estás seguro? Pensaba que la transexualidad era un invento de la televisión a color!

  7. MA dice:

    No es un pene, seguro. Esas chicas de b/n no tenían pene, aunque a veces tenían pistola. Ellos, eran muy hombres y siempre llevaban pistola, … y supongo que tambien pene (pero eso no salía en las pelis)

    • vittt dice:

      los besos eran tan apasionados es aquella época de nulas escenas de cama. que uno de los contendientes, o los dos, arrimaba cebolleta y todo eso que se llevaba, o llevaban.

  8. best stud finders dice:

    Pretty good post. I just stumbled upon your blog and wanted to say that I have really enjoyed reading your blog posts. Any way I’ll be subscribing to your feed now.

  9. La Co dice:

    La prueba de fuego en esos casos (y a pesar de cualquier avance de la medicina) es la celulitis: si no la tiene, es hombre; con o sin pene.
    Claro que es posible que a este fulano le importe un bledo y está en su derecho, qué tanto.

  10. La Co dice:

    Es verdad.. cuando tenés razón, tenés razón.

  11. kiram dice:

    Hace mucho, no, un montón que no me pasaba. Tus historias en blanco y negro son de quitarse el sombrero (de paño, por supuesto). ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s