Archivos para junio, 2011

Que alguien se masturbe pensando en ti trae buena suerte.
SOBRE COSAS QUE PASABAN EL 10 DE NOVIEMBRE DE 2008 (AHORA QUE HACE BUEN TIEMPO DEBERÍAN PASAR CON MÁS RAZÓN)
Daba cuenta del aperitivo en una terraza cuando la vi sentarse en la mesa de al lado (sentarse en una silla, se entiende), bajo el parasol de propaganda. Era bonita, la chica me refiero; las sillas no estaban mal. He visto demasiadas películas como para que el camarero no se acercara con el agua helada que la joven (de ahí lo de chica) había pedido, y una bolsa de ganchitos que la hizo dudar adorablemente.
—De parte del señor —dijo el camarero, señalándome.
Ella me dedicó una sonrisa que adiviné triste, pero qué sonrisa no lo es hoy en día, maldita sea.
—Soy celíaca —dijo.
Acerqué la cerveza y la libreta de las historias a su mesa, bajo el parasol de propaganda. Mano tendida, la sonrisa franca.
—Yo Vittt, encantado.
Se cruzan en un paso de peatones, direcciones opuestas la sorpresa idéntica. En mitad de la vía inician un breve baile sin compás, precede a dos besos torpes y un abrazo que poco a poco toma cuerpo, uno sólo. Entre los espectadores prisa.
—¿Dónde has estado todo este tiempo? —ella.
Él se acaricia el cartón, tostado por la primavera.
—Quedándome calvo, ¿y tú?
Ella finge fastidio; es mucho mejor actriz.
—Dejando que se me cayeran las tetas.
Las patas de gallo se afilan cuando las sonrisas vibran en la misma frecuencia.
El disco cambia a rojo. Verde al tráfico y los atropellos. Los taxis les pasan a partir un átomo, concierto de pitos y maldiciones. No saben dónde poner a salvo aquel momento. El instinto les lleva por caminos opuestos, opuestas direcciones les condujeron en mitad de aquel paso de cebra, calcada de nuevo la sorpresa. Desde su orilla a kilómetros ríen como hace tiempo no reían.
Caballero en la distancia, él vocaliza un cumplido mudo.
—Siguen estupendas
Ella perfila en sus labios la réplica.
—Nunca tuviste el pelo bonito.
El semáforo alarga, más allá de toda lógica transistorizada, la urgencia de tenerse y la risa.

fotografía loretahur

sobre el tránsito

Publicado: junio 16, 2011 en malafolla, microcuentos, sangre
La gallina cruzó la carretera para pasar al otro lado. En el arcén la descabezó un ciclomotor. El otro lado no le pareció nada del otro mundo.

déjate de pan y de circo

Publicado: junio 10, 2011 en citas
Las penas con pene son menos.

lápida LXIV (más allá del spam)

Publicado: junio 9, 2011 en lápida, sangre

El protagonista del micro es también su autor.  Aunque el autor no la tiene tan gorda.