sobre el país de siempre jamás (los mitos hay que revisarlos, como los bolsillos antes de la lavar la ropa o la espita del gas)

Publicado: noviembre 11, 2010 en ¿plagio?, cuentos para enfants terribles, General, inocencia, malafolla, microcuentos, MundoFreak, sueños
El Hombre Del Saco metió en el ídem al Niño Que No Quería Comer Acelgas  y se lo llevó —llorando— a su cubil infecto. Cuando el Hombre Del Saco lo sacó —llorando— del ídem en el cubil infecto, el Niño Que No Quería Comer Acelgas se supo rodeado de chiquillos. Millares de pequeños monstruos armando una escandalera monumental.  De su edad alguno, mayores hasta la senectud el resto, niños  todos sin excepción.
—No tengas miedo  —le dijeron, felices—. Esto es genial…
El Niño Que No Quería Comer Acelgas dejó de llorar cuando le aseguraron que allí nunca comían verdura,  se ponían hasta el culo de chuches , de ganchitos y de ron con coca-cola;  que podían ver la tele hasta las tantas y ensuciarse la ropa  y contestar mal y decir palabrotas  y jugar a médicos y a papás y a mamás y al call of duty dos y a pelota dentro de casa  y con fuego y en la calle lloviendo y eructar y tirarse pedos y cruzar la carretera sin mirar  y chatear con desconocidos y bajarse porno y pelearse por todo por todo por todo…
Mientras los chiquillos enumeraban —en cuerpo o espíritu, que los años no perdonan— las ventajas de vivir en aquel cubil infecto, el Hombre Del Saco arrastraba el ídem por el suelo hasta el teléfono, que no paraba de sonar. Pues no eran pocos los padres que querían darle a sus hijos  —del demonio— un buen escarmiento.
Anuncios
comentarios
  1. Pecosa dice:

    Oye, ¿tú crees que el Coco es igual de enrollado que El Hombre del Saco? Es que en mi casa eran más del Coco. Aunque en el fondo me da igua uno que otro, yo me quedo con el que me deje tomar Martinis y fumar alegrías. Ah, y sacarme mocos y decir “tonta”.

    • vittt dice:

      en mi casa éramos más del vecino de arriba. un tipo muy raro que seguro era una bellísima persona, pero que de críos nos daba un miedo reverencial.

      una vez me contaron el chiste de una madre que se encuentra a su hija pequeña tocándose dónde no debería tocarse, tan pequeñica y le dice:
      -cómo te sigas tocando vendrá el coco y te comerá.
      y salta la niña:
      -eso, que venga el coco y me coma el coño!

      lo sé, soy mu malo contando chistes…

  2. Kylerath dice:

    Cuidado con lo que deseas, porque se te puede conceder…

  3. Maite dice:

    Genial vittt, llevaba un día “raro”, y me lo has alegrado, claro que es casi al final (mira la hora), pero lo damos por bueno.
    Es estupenda esta revisión, si hay reencarnación, ya no volveré a tener miedo, y por ello, te estaré eternamente agradecida, me habrás librado de más de un trauma infantil.
    El final del relato, con el teléfono sonando a tope, que son los padres queriendo deshacerse de sus hijos, es todo un puntazo.
    Un abrazo risueño

  4. deMadrid dice:

    Con lo buenas que están las acelgas…

    • vittt dice:

      eso es algo que se aprende con los años, cuando se le atrofia a uno el paladar miserablemente. si mi yo de cinco años viera cómo de a gusto me las como ahora, me corría a pedradas hasta la vía del tren. y con razón!!

  5. annie dice:

    Ay, los hombres, y el dichoso complejo de Peter Pan.

  6. pablogonz dice:

    Genial, Vittt. Mi aplauso, mi aplauso, mi aplauso…
    PABLO GONZ

  7. Elena dice:

    Mira que pasé toda mi infancia negándome en rotundo a comer acelgas. Pero nada.

  8. kiram dice:

    EL hombre del saco lleva años pidiendo ayuda al gobierno, aunque sea un simple becario, pero no hay manera, el problema de ser una Sociedad Limitada Unipersonal. Y como los niños no colaboran, el tipo lleva cientos de años con acidez, operado ya veinte veces de úlcera.. Lo de ser inmortal va a acabar siendo una mierda.
    xD

  9. Stiletto dice:

    Pobre hombre del saco, sí que estaba explotado y nosotros criticándole… 🙂 (¡Cada vez que vuelvo a tu blog lo encuentro cambiado!)

  10. Stiletto dice:

    Lo sé pero cuando me he querido dar cuenta otro año se me ha escapado entre los dedos 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s