sobre que la intención es lo que cuenta (aunque no cuenten con ello)

Publicado: enero 16, 2010 en amigos, inocencia, malafolla, microcuentos

—¿Tú te acostarías conmigo? —ella necesita aprobación.
—¡Con los ojos cerrados! —dice él. Pretendía ser un sí.

Anuncios
comentarios
  1. Pecosa dice:

    Pobre chaval. Al final se quedó a dos velas.

  2. FeReKa dice:

    Y a media luz, que me encanta ver q estas ahi…

  3. jajajajaja!!!! genio VITTT, genio!

  4. Alan dice:

    A veces no conviene enfatizar tanto, no señor.

  5. vittt dice:

    acertar con las palabras, con el tono, el momento… lo raro es que nos entendamos, a veces

  6. Irma Vep dice:

    con los ojos cerrados?????! qué perversión!

    (qué bueno volver a este lugar…)

  7. RTB612 dice:

    Tan fea era la pobre?

  8. Iulius dice:

    Doy fe de que la bofetada final, que sabiamente elide Vittt, se oyó en la Villa de Vallecas.

  9. muy bueno. Me encantó este dialogo, tan sugerente…

  10. Nunu dice:

    bueno, aunque ella necesite que la miren con buenos ojos, para acostarse con alguien estos no son precisamente el organo mas necesario…

  11. annie dice:

    Ojos que no ven…

  12. vittt dice:

    la diferencia entre lo que se dice y lo que se quiere decir puede ser tan abismal…

    • kire dice:

      Pero nada es mas grande que la diferencia entre lo q se dice y lo q se hace. Especialmente cuando se dice “no codiciaras a la mujer de tu prójimo ” 🙂

  13. Stiletto dice:

    Somos culpables de lo que decimos, no de lo que los demás entienden 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s