sobre monterroso para mayores de 18 años

Publicado: enero 9, 2010 en ¿plagio?, cuentos para enfants terribles, el profeta sexi, la evolución, llengua materna, macrocuentos, microcuentos, sangre, sueños

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí

comiéndole la polla.

Anuncios
comentarios
  1. Ros dice:

    entonces…es verdad que no es un sueño erótico…dios!!como hemos de vernos, no?

  2. vittt dice:

    sueño neurótico, potser…

  3. Nunu dice:

    Eso fue lo que le despertó?…que buenas maneras tienen los dinosaurios de hoy en día…

  4. xarleen dice:

    Jajaja! Siempre me sorprendes con tus post 😉

  5. annie dice:

    Si Spilberg levantara la cabeza…

  6. FeReKa dice:

    Cuanto vicio tienen los dinosaurios!

  7. Stiletto dice:

    Jo, me ausento unas semanas y como cambian los cuentos (y las cosas).

    Espero ponerme al día pronto!

  8. Pecosa dice:

    La tía debía ser fea como un pecado. O como un dinosaurio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s