sobre la noche del cazador

Publicado: noviembre 18, 2009 en blanco y negro, citas, los perros sueñan en blanco y negro, microcuentos, sueños


Hace semanas que el tipo sin blanca necesita dejarse llevar por una de sus historias en blanco y negro, pero las musas parecen celosas de aquellas rubias peligrosas que le echan el humo a la cara.
—No importa si es pelirroja —le reprocha a un despacho vacío, emborronado por un cartón de cigarrillos y una bombilla de 40 vatios.
El tipo sin blanca apura la botella en la taza del desayuno. Su última paga, malta, doce años, aunque no aparenta ni la mitad.
De la calle llega ruido de sirenas. La policía disfruta despertando a la gente de bien en sus camas heladas. Tras los listones de la persiana veneciana que lo aísla del neón y los relámpagos, el tipo sin blanca imagina a una rubia jugando a la ruleta rusa de los callejones. Corre descalza sobre los charcos, entre la basura y los gatos acostumbrados a los disparos. Sombra de ojos en las mejillas, un hombro desnudo, piernas largas como esperar sentado. Asustada como solo asustan el momento y el lugar equivocados. Entreabiertas las láminas de la persiana por sus dedos de cirujano, la luz de la calle cebra la cara del tipo sin blanca como una marca de guerra. Corre rubia, corre, susurra. Suerte, pelirroja, murmure tal vez. La ciudad no es lugar para secretos.

Anuncios
comentarios
  1. Fran dice:

    no los entiende, no. y tampoco a los tipos sin blanca.

  2. annie dice:

    Qué tiene contra las morenas el tipo sin blanca, pregunto.

  3. krm dice:

    Como siempre, cuando tus letras se vuelven blanquinegras no hay quien te supere 🙂

  4. Nunu dice:

    La suerte de la rubia al final está en sus manos, entre el malta y el humo del cigarro…pobre rubia…(o pelirroja….)

    • vittt dice:

      al final la suerte siempre está en manos de uno, nunu (me gusta mucho el nick, nunu…). aunque a veces parezca que nuestra vida la escriba un idiota sin talento o un puñado de monos apretando teclas a boleo en una máquina de escribir.

  5. Stiletto dice:

    Me encanta tu novela negra y en especial, tus personajes.

    La frase “La ciudad no es lugar para secretos” es genial como remate.

    Ains, echaba de menos leerte.

  6. Pecosa dice:

    Siempre me había parecido que las camas de la gente de bien debían ser frías. Yo no cambio mi cama calentita en invierno ni por todo el oro del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s