sobre los ángeles caídos (re-edición)

Publicado: noviembre 14, 2009 en ella, inocencia, microcuentos, sueños

El hombre de las cicatrices la vio vagar descalza por el asfalto. La metió en el asiento de atrás, y tapó aquel ovillo enfermo con una manta a rayas. Condujo despacio hasta su casa solitaria, era noche cerrada, noche de fantasmas. La bañó en silencio, como a un niño pequeño, le dio de comer migas de pan y la metió en su cama, sin despertarla.
En el jardín quemó su ropa. Ropa de hombre. Harapos.
Al amanecer, el hombre de las cicatrices despertó en el sofá sabiendo que ella no estaba. Como sabía que en el espejo del lavabo, aquel cruel hijo de puta, el carmín rojo de una caligrafía todavía infantil le pedía que no volviera a hacerlo. Por Favor. No Vuelvas A Ayudarme. El mismo ruego que el hombre de las cicatrices le había susurrado a ella al oído antes de acostarse.

comentarios
  1. Ros dice:

    mala cosa eso de no querer ayuda…

  2. Sand dice:

    El mundo sería mucho más fácil si no tuvieramos ese maldito orgullo que nos evita pedir ayuda tantas veces…

  3. Ros dice:

    ella le ayudó a ayudarse…ayudándola a ella….
    es brutal, Vittt!!!!!!!!!!!

  4. eariandes dice:

    Quizás los ángeles caídos no buscan redención… quizás tampoco buscan la compresión, el calor o la compasión…
    Quizás…

  5. krm dice:

    El dibujo de Frank Miller te quedó que ni pintado 🙂 Una extraña pareja unida por un ciclo que siempre, siempre se repite.

  6. Stiletto dice:

    Este era el comentario de este cuento (soy un desastre)

    Brutal, sencillamente brutal.

    Si alguna vez tus cuentos se pierden y los encuentra alguien del futuro, no sabrá jamás si son leyendas o polaroids.

  7. Pecosa dice:

    Si hay algo que me saca de mis casillas es que alguien necesite ayuda y no me la acepte.

  8. abi dice:

    Ay el orgullo, lo conozco demasiado bien. A veces no se cómo, lo consigo estrangular y comérmelo; aunque resulta difícil, se va aprendiendo.
    Lo que yo creo, es que ese carmín rojo, aún mudo, pedía ayuda a gritos.

    PD: lo siento, creo que me repito, pero a gritos eh 😉

Responder a vittt Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s