Sobre los vestuarios del gimnasio (como metáfora, quizá)

Publicado: octubre 27, 2009 en General, inocencia, microcuentos, pasen y vean, sueños

Tengo un superpoder: nadie repara en mí. Los ojos no me ven, los oídos no me oyen. ¿Oís eso? ¿Podéis verlo? Me temo que no.
Soy yo.

Anuncios
comentarios
  1. Ros dice:

    ni te oigo ni puedo verte, pero me RE-PARO a leerte con tremendo interés…

  2. vittt dice:

    las palabras es más difícil esquivarlas, ros
    interés eh? interesante…

  3. krm dice:

    ¿Pero sólo cuando estás vestido para ir al gimnasio? ¿Solo en el gimnasio? Si es en todos sitios, yo aprovecharía para convertirme en una supervillana (juajuajua).

    De todas maneras, siempre podrán olerte…no? xD

  4. Sand dice:

    Estoooo… Si, bueno, en el gimnasio creo que yo también soy de los tuyos… Pero casi mejor. Que no me vean con esa cara de sufrimiento que me produce hacer deporte más de 10 minutos seguidos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s