sobre los trofeos

Publicado: septiembre 11, 2009 en blanco y negro, historias de la mera muerte, inocencia, lápida, malafolla, microcuentos

La muerte se arremanga la parca para meter los pies en el agua. Está helada. El pescador aficionado de cuerpo presente carraspea una maldición fenicia.
—Oiga, ¿tiene para mucho rato? —cree que le espantará la pesca.
La muerte siente los guijarros pulidos por la corriente bajo los tarsos, los metatarsos y las falanges. Es una sensación  agradable. Decenas de peces emergen del fondo para flotar panza arriba a su alrededor. El pescador aficionado de cuerpo presente llevaba tres horas esperando que picara algo antes que el corazón lo arrastrara al infierno de los sargentos de policía hipertensos.
—Hija de puta… —dice.
La muerte coge el pez más grande del centenar que expiran entre sus calcañales nada bronceados. Un bicho enorme. Con la sonrisa plena, no puede ser de otra manera, posa para la posteridad alzando la bestia descomunal. El pescador aficionado de cuerpo presente toma la fotografía de rigor con una cámara de antes que se inventaran los colores.
—Hija de la gran puta… —dice.
El río es un mar de peces, parece uno de esos de papel de aluminio de los belenes.
—Nunca pensé que tendría la paciencia para pescar —dice la muerte. Le arde la escápula, el omóplato y la clavícula; lo que pesa ése condenado animal.
El pescador aficionado no ha gastado el carrete todavía.

comentarios
  1. Iulius dice:

    c’est magnifiqueeeeeeeeee :O)

  2. eariandes dice:

    Me encanta como siempre… siempre que hablas de él/ella, te sales.

  3. La copa de Circe dice:

    Yo la mato, tres horas esperando para ésto.

  4. jaimeluanco dice:

    Si soy yo el pescador, lo mato, me da igual que ya esté muerto. ¡Será cabrón (¿o cabrona?)!

  5. vittt dice:

    hay que saber aguantar una broma 😉

  6. Ros dice:

    recuerdo a uno, que se hacía fotografiar con salmones, al que le debieron pesar bajo sus pies y sobre su conciencia (si alguna vez la tuvo) algunas-muchas muertes, sí, sí…
    seguro que eran parientes

  7. vittt dice:

    quién no tiene un primo tonto?

  8. krm dice:

    Mort, mort, la pobre, como el agua esté muy fría (y con ella fijo) luego le duelen las articulaciones… Si es que… 😉

  9. Pecosa dice:

    Jo, qué bien me habría venido tener a la Muerte de colega cuando iba a los concursos infantiles de pesca.

Responder a vittt Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s