sobre el destino de las carpas y los hombres entre el cielo y la tierra

Publicado: agosto 29, 2009 en amigos, General, microcuentos, sangre, viejo samurai

Fotografía de Kurokawa Suizan

El viejo samurai contempla el lago con serenidad. A lo lejos, una barca y un muchacho parecen esculpidos en el tiempo y el espacio. El agua es un espejo, un lienzo. Al viejo samurai le hiere su propio reflejo, pero resiste la mirada fría de aquella estampa cruzada de heridas y cicatrices. El muchacho ha pescado una carpa, que se retuerce en sus manos hábiles. La coloca en el cesto sin entusiasmo y lanza al agua el sedal. Ondas imperceptibles lamen la orilla, desdibujando el perfil del viejo samurai, que emborrona su réplica hundiendo en el agua la katana. Hilos fantasmagóricos de sangre se contonean alrededor del acero pulido, disgregándose hasta desaparecer.  Como si no hubieran existido. El agua se aquieta despacio, pero no hay nada que reflejar más que la copa de los árboles y el cielo nublado; la barca y aquel muchacho. Los espectros de los muertos no se reflejan en el agua de los lagos.

comentarios
  1. La copa de Circe dice:

    Si yo fuera el muchacho saldría de allí cagando leches. Brrr…que mal rollito…

  2. gamar dice:

    Muy bueno. Perfecto ejemplo de como transmitir toda una escena en pocas palabras.
    Saludos desde muy lejos

  3. Ros dice:

    los espectros no se reflejan, en general.
    delicioso vittt

    • vittt dice:

      los del viejo samurai en particular sólo se reflejan en los ojos de quien les privó de vida.
      supongo que entre delicioso y vittt debe ir una coma, pero gracias de todos modos. ros.

      • Ros dice:

        cierto, me olvidé la coma dichosa. ahora me fustigaré por ello.
        aunque, pensándolo mejor, tu sueles ser exquisito, así que sirve sin coma. me libro del suplicio, pues, apreciado y delicioso vittt.

  4. eariandes dice:

    Al final, el viejo samurai comparte destino con todos aquellos a los que privó de vida. Pero como espectro solo se ve a sí mismo, y disfruta de su característico infierno: no puede vencerse a sí mismo

  5. FeReKa dice:

    Me encanta leerte…gracias!

  6. vittt dice:

    el placer es mío, gracias a vos.

  7. Tako dice:

    Ahora es cuándo te pregunto si L5A te suena de algo…

    Es por saber sobre nuestro nivel de coincidencia… llámalo curiosidad.

  8. krm dice:

    V, magnífico, como siempre que hablas de nuestro viejo amigo.
    La vida y la muerte son parte de un ciclo que nunca descansa, él lo sabe, y el joven pescador, y la carpa. Los espectros del samurai, pese a no reflejarse, son los que recuerdan que no siempre los mortales aceptan esta verdad. Quizá se vayan cuando él caiga bajo la espada, o quizá busquen a otro ronin a quien atormentar…

  9. Pecosa dice:

    Me resulta más escalofriante el espectro de este viejo samurai, mucho más que el de la propia Muerte.

Responder a La copa de Circe Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s