sobre la ética y la estética

Publicado: julio 12, 2009 en 2003, microcuentos

El diputado con complejo de pene pequeño no se ducha en el gimnasio por miedo a que le pongan motes, como en el internado. También porque se sabe incapaz de no compararse con los demás hombres y ello podría dar pié a equívoco, mirándoles el paquete todo el rato. Si pudiera ducharse con la erección equina que contempla desde hace unos minutos en el retrete del congreso, los traumatizados serían los demás. Serían ellos quienes, de reojo, desearán uno igual. Pero pensarían lo que no es, excitado entre iguales; dada su filiación y aspiraciones políticas no podía permitirse tal tipo habladurías. Con gusto el diputado se quitaba ahora mismo cinco o seis —o siete!— de esos centímetros latentes que  le agitaba con recelo la portavoz de la oposición en los retretes del congreso, para que le colgaran sin más de la polla en las duchas del gimnasio. Oh, sí.

Anuncios
comentarios
  1. kylerath dice:

    Que mala es la envidia… Y más cuando se sufre a causa del descomunal falo de la portavoz de la oposición.

    P.D.: No es por nada, pero muy machito no puede ser, tanto en cuanto se dedica a mirar los rabos ajenos en los retretes del Congreso XD

  2. Ros dice:

    ayyy si los retretes del congreso hablaran!!!

  3. vittt dice:

    seguro que cantan.

  4. Orocha dice:

    Así se hace la política… desde el retrete y acomplejado.

    ¡Muy bueno!

  5. Nomiresatras dice:

    No entiendo como puede pensar en complejos mientras se la están “agitando”. Qué más quiere?. Esto es ya puro vicio vittt!.

  6. Elena. dice:

    Así que el tipo está descompensado…

  7. Irma Vep dice:

    pero si de genitales andan sobrados en el congreso!…

  8. eariandes dice:

    No sé si va de pollas, pero cojonudos (en el mal sentido de la palabra) un rato, seguro. Hay algunos que tienes los eggs tan grandes que tienen que caminar con las piernas separadas y otros que van rebotando sobre ellos como si no existiera el mañana, sin temor por su prole futura.

    • kylerath dice:

      ¡Ahí les duele, Eariandesita del Pino! Que se entere todo el mundo, que la fama de “huevones” de muchos políticos tiene poco que ver con su anatomía y más con su Empecinamiento Intrinsecamente Bestial, asociado al Síndrome del Falo Infinitésimo… Por Dios, que alguien me alivie el sufrimiento…

  9. Pecosa dice:

    Pasar de tener una birria a tener algo tan grande debe ser, si més no, desconcertante.

    (Esto de la columna de la izquierda de Pájaro de Mal Agüero es nuevo, ¿no? ¿Tú también con 38? Yo acabé hecha mierda)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s