sobre cifras y letras

Publicado: mayo 18, 2009 en 2003, biblia, lápida, microcuentos, sangre, sueños

157.256 personas perdieron la vida durante los bombardeos. La ciudad había sido reducida a un fino polvo gris, mezcla de hormigón y huesos. El único edificio que se mantuvo pie fue La Gran Biblioteca. Los supervivientes bajo su techo murieron creyendo que se trataba de un milagro. Pero no hay moraleja, parábola o alegoría a la que aferrarse; los libros habían sido quemados mucho antes de empezar la guerra. Sus cenizas se confunden ahora con las de la gente muerta.

Anuncios
comentarios
  1. Tako dice:

    De repente la historia cobra otro matiz

  2. Nomiresatras dice:

    Polvo, polvo y más polvo… así terminaremos todos. Mientras tanto procuremos no vivir acartonaos.

  3. vittt dice:

    seremos historia, esa es la historia.

  4. eariandes dice:

    “Polvo eres y en polvo te convertirás” cobra un nuevo sentido

  5. vittt dice:

    y polvo morderás por el camino

  6. Nomiresatras dice:

    Y alguno que otro echarás si tienes suerte…

  7. Elena. dice:

    No es la primera hoguera que se enciende con papel. Listos. Somos unos listos.

  8. Stiletto dice:

    Me ha encantado este microrrelato. Muy en plan Farenheit 451. ¡Muy bueno!

  9. vittt dice:

    cuando me levanto nihilista, me reconfortan las historias que no dan lugar a la esperanza.

  10. Pecosa dice:

    Es inevitable, en cuanto se queman libros está todo perdido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s