la insoportable levedad del ser segunda parte

Publicado: mayo 15, 2009 en ella, inocencia, microcuentos, sangre

La mujer desnuda le pregunta al tipo que no la encuentra atractiva si le gusta lo que ve.
—Dí —abre las piernas de par en par—, ¿te gusta?
El tipo que no la encuentra atractiva observa, impotente, la soberbia erección que habla por él.
—Oh, sí —dice (ella, ventrílocua).

la insoportable levedad del ser primera parte

Anuncios
comentarios
  1. Nomiresatras dice:

    Lástima que las erecciones no sean señal inequívoca del “sentimiento atractivesco”. Bueno la verdad es que no lo sé. Yo siempre cierro los ojos (con perdón).

  2. vittt dice:

    yo debo aprender a no cerrar el corazón

  3. kylerath dice:

    Don vitttO, empiece usted a dejarlo abierto durante las horas de relax y ya verá que en un par de meses será capaz de tenerlo abierto, de par en par, 24 horas seguidas 😉

  4. Nomiresatras dice:

    Tampoco tanto tiempo que se lo rompen. Pensándolo bien…, merece la pena arriesgarse.

  5. Elena. dice:

    Una entrepierna desobediente, sin duda.

  6. vittt dice:

    desgraciadamente es más fácil abrir las piernas que el corazón

  7. Stiletto dice:

    “desgraciadamente es más fácil abrir las piernas que el corazón” vitt dixit.

    ¡Qué gran verdad!

  8. Pecosa dice:

    Él no habla pero se le mueve, y ella habla per sin mover los labios (ningno de los dos pares). La pareja ideal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s