sobre el largo adiós

Publicado: mayo 8, 2009 en ella, inocencia, los perros sueñan en blanco y negro, microcuentos, trenes

En el andén concurrido de una estación de tren, una pareja en blanco y negro se besa con pasión pero sin lengua.
—Nunca olvidaré tus ojos verdes, Madeleine —dice él.
—Son azules, Richard —dice ella, tiquismiquis como siempre.
—¿El qué? —pregunta él.
—Mis ojos —dice ella—, son azules, Richard.
—Oh —comprende él, tan galán como siempre—. Me acordaré de tus tetas entonces, Madeleine.
Se abrazan con fuerza pero sin arrimar cebolleta, envueltos en la niebla de vapor que exuda un coqueto tren vintage.
—Richard…
Madeleine

continuación apócrifa; toma 1 (gracias Alan)

comentarios
  1. Iulius dice:

    Ahí es cuando el editor tacha la escena y sugiere a cambio:
    —Siempre nos quedará París…

  2. vittt dice:

    —qué polvos echamos en parís, madeleine.

  3. nico dice:

    Cómo te está poniendo la primavera, vittt, se nota el cambio de tono del gris al verde.

  4. Elena. dice:

    Yo juraría que tenía los ojos en escala de grises.

    (Siempre estuve ahí, pero nunca antes me encontrastes. ¿Me buscastes?)

  5. kylerath dice:

    ¡Como está el patio, señores!

  6. Alan dice:

    XD XD XD… Buenísimo.

    Ahora en serio, no has dicho de qué color eran sus tetas. Mucho blanco y negro, muchos ojos verdes o azules (que sobre el blanco y negro resaltarán que te cagas), pero de las tetas ni pío. Vaya autocensura más flagrante.

  7. vittt dice:

    nico. es toda esta exuberancia, que me exubera.

    kylerath. el patio de mi casa es particular, ya lo sabes.

    alan. tienes toda la razón. supongo que si el protagonista asegura ser capaz de recordarlas es porque debían de ser grandes.

  8. eariandes dice:

    sniff, sniff… Espera, espera que me emociono cuando te pones romántico 😀

  9. Nomiresatras dice:

    ¡Precioso!. Sobre todo la parte de la cebolleta por que además me ha recordado a cuando yo trabajaba en la huerta. Por cierto, en aquel huerto había bastantes tetas aunque no consigo recordar ninguna. solo las cebollas…

  10. vittt dice:

    trabajaste en el huerto del edén, nomires? tetas colgando de los árboles, racimos de tetas, planteros de tetas, semillas de tetas, cosecha de tetas…
    tiene razón eari, diosmeperdone, soy un condenado romántico

  11. Nomiresatras dice:

    Sí sí. El auténtico paraíso de la pechuga.

  12. Stiletto dice:

    Si nos ponemos tiquismiquis es lo que tiene 😀 al pan, pan y al vino, vino.

  13. Pecosa dice:

    Si le hubiera metido la lengua y arrimado la cebolleta, el adiós habría sido más largo aún.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s