sobre el libre albedrío

Publicado: julio 21, 2008 en 2003, ella, General, historias de la mera muerte, lápida, malafolla, microcuentos, sangre

La muerte ha vuelto a olvidar darle la vuelta al reloj de arena, mecagoen... Visiblemente contrariada elige una persona al azar, entre la muchedumbre.
—Perdone, ¿tiene hora?
La persona al azar (alto baja gordo flaca librepensador abogada hombre-bala mormón), finge una sonrisa sin detenerse.
—Lo siento —sin reducir el paso—, no soy de aquí.
Un puñado de granos de arena después, la muerte observa impertérrita como una furgoneta de reparto arrolla a la persona al azar —esquivando milagrosamente media docena de ancianos decrépitos—, que muere sin enterarse. Sin un ay.

Anuncios
comentarios
  1. kiram dice:

    Dice el refrán que hay que tener amigos hasta en el infierno, por eso yo, cuando la muerte me pregunta la hora, siempre se la doy, no vaya a ser que luego venga un camión, una maceta y me fastidie el día.
    Espero que el prota llevara la cartera y el DNI, porque si no ya sabriamos su nombre john/jane doe.
    Vitt, dime argo, q t esho de menos! 😛

  2. vittt dice:

    el mundo está lleno de johns y janes doe, que tienen demasiada prisa

    kir: https://cotidianoapocalipsis.wordpress.com/2008/05/01/quemando-puentes-tres/

  3. eariandes dice:

    Tuvo mala baba la MUERTE, porque era una pregunta insidiosa y retórica además.
    – ¿Tiene hora? – dijo mientras aguantaba la risa… “por no tener no tiene ni un segundo” se contestaba a sí misma; aunque, pensándolo bien, si tenía hora… de muerte

  4. vittt dice:

    muiki muiki, eso es un pokemon, no?

    mala baba y que cuando se tiene prisa no se es persona

  5. vittt dice:

    deduzco que no es un pokemon, pues

    muiki muiki para vos también

  6. Pecosa dice:

    No me digas que la muerte usa reloj de arena. Es ideal (de la muerte),con lo que me gustan los relojes de arena (son un 8). Aunque a la pobre se le olvida darle la vuelta (otra despistada como yo). Y es hijaputa. Y tiene también… bueno, y otras cosas en comun conmigo. A ver si va a ser que la muerte es mi prima la del pueblo y yo sin saberlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s