sobre la omnipotencia

Publicado: enero 10, 2008 en 2003, biblia, cine, General, microcuentos, MundoFreak
Dios se afila el cuello de la gabardina antes de bajar del autobús. Camina dos manzanas bajo la lluvia hasta su portal. Llega a casa chorreando. Alquiler, 40 m2. Comprueba que no tiene ningún mensaje en el contestador y va a ponerse el pijama. Se calienta un plato precocinado en el microondas —pescado hervido con guisantes (nueva receta sin sal)— y enciende el televisor. Guerras, inundaciones, terremotos, accidentes aéreos, epidemias, errores médicos, hambruna, sequía, telepredicadores, una película de Billy Wilder. Dios siente frío en las piernas y prende el calefactor, se tapa las rodillas con una manta vieja de cuadro escocés. Se queda dormido antes de que Jack Lemmon encuentre en su cama a Shirley McLaine con una sobredosis de pastillas. Fuera no deja de llover.
Anuncios
comentarios
  1. […] en Los Evangelios Apócrifos Según Vittt Explore posts in the same categories: 2003, General, cine, citas, currele, malafolla, […]

  2. Pecosa dice:

    ¿¿Pescado hervido con guisantes?? ¡Por Él, qué asco! No me extraña que pase de su omnipotencia, con ese menú…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s