sobre una nueva vida

Publicado: noviembre 15, 2007 en General, lápida, microcuentos, sangre

Un hombre en tren. Un atentado. El hombre pierde la memoria. Su mujer lo encuentra entre decenas de cadáveres desarmados. Comprende que no la reconoce. Le dice al joven psicólogo de la policía que no es él, no es su marido, y se marchan despacio. Ella llora. Poco después otra mujer observa al hombre del tren.
—Tenemos tres hijos —le dice.
El hombre trata de sonreír.

Anuncios
comentarios
  1. Pecosa dice:

    Ay, chico… la gallina de piel se me ha puesto…

  2. Pecosa dice:

    Uno nunca sabe nada… ahí radica la importancia de las decisiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s