Archivos para septiembre, 2007

tren de vida

Publicado: septiembre 9, 2007 en General, MundoFreak

Seis horas de viaje para estar siete con mi sobrino (cuatro de ellas las ha pasado durmiendo) y tocarle la barriga a mi hermana; lleva una sobrina. ¿Compensa? Oh, sí.

La ida ha sido tranquila hasta que se han sentado conmigo una preadolescente con la edad del pavo que olía a chuches y su tía; por la forma en que criticaba a las tías maternas de la chiquilla, intuyo que hermana del padre. La mujer, ya crecidita, es de las que están en la honda, que oyen la misma música que las niñas a las que triplican la edad y visten si fa no fa. Eso ha sido después de pasar frente las calles de mi infancia (siguen igual) sin que me invadiera la nostalgia.

La vuelta ha sido movidita.
Primero una pareja haciéndose arrumacos durante paradas y apeaderos en los que uno no sabía dónde mirar. Ella mayor que él. Cuando le ha dicho que tenía 22, ella se ha horrorizado, creo que sinceramente.
-¡No eran 23! –ha dicho.
Luego ha murmurado que era una asaltacunas. Unos cálculos rápidos me han llevado a la conclusión que ella había cumplido por lo menos los 30.
-¿No habrás hecho nada que no quisieras, verdad? –le ha dicho también.
De la cara de satisfacción del chaval, deduzco que no.
Como deduzco que ha sido su primera salida juntos. Quizá su primera vez. Que hace poco que son pareja. Que saben muy poco el uno del otro porque entre beso y caricia se han contado batallitas de primero de básica. Que hacían buena pareja.

Mientras, en el asiento de delante, una pareja adolescente jugaban a meterse los dedos en la nariz respectivamente, hasta que el colega ha comenzado sangrar y ha tenido que atornillarse un kleenex en la fosa nasal. Les ha hecho mucha gracia.

Por último una mujer alta como un sancristo. Sin maquillar, pelo corto con canas, gafas de fina montura metálica, vestida de rojo de cabeza a los pies. Se ha sentado a mi lado, tiesa, zen. Con las manos en el regazo, palmas hacia arriba, creo que rezaba. No era para menos, de fondo una conversación padre comprensivo hijo cabrón. Mientras el niño decía a gritos que iba a matar a su hermana (juro que no me invento nada), su padre, con una serenidad desesperante, insistía en que hablara como las personas, que las personas no gritaban. Que si quería ir a la cárcel. El niño ha dicho que le daba igual ir a la cárcel, y que iba a matar a su hermana y que… iba a matarla. Eso último al menos lo ha dicho como las personas.
Luego nadie. A casa.

sobre jugar con fuego

Publicado: septiembre 8, 2007 en General, microcuentos, sueños

Desde mucho antes que todo existiera, cuando los angelitos pequeños pasan por delante de las puertas del infierno de vuelta del colegio, llaman al timbre y echan a correr.

cosas que no sabe de mí

Publicado: septiembre 8, 2007 en ella, General

Que hace siglos que no lloro.
Que estuve a punto de morir.
Que no siempre estoy de humor.
Que nunca he sabido hacer raíces cuadradas.
Que odio que la gente cuelgue fotos de sus pies en Internet.
Que a menudo les encuentro parecidos castrantes a las actrices porno.

Que se me está pasando esto que siento y no sé qué hacer.

0:03 a.m.

Publicado: septiembre 6, 2007 en citas, General, lápida

Ya vuelvo a hablar solo.
ALLEN GINSBERG
(América)

sobre los vecinos

Publicado: septiembre 4, 2007 en amigos, General, microcuentos

Dos niños juegan a papás y a mamás en el portal. Él llega tarde a casa, ella llora. Él grita que la cena está fría, zorra, ella se tapa la cara. Él le da una bofetada, ella le pide perdón. Él le da un puñetazo en la barriga, ella cae al suelo. Él le da patadas en la espalda, ella grita socorro. Socorro, socorro. Sus padres los llaman por el hueco de la escalera. Él dice adiós. Ella dice hasta mañana.