sobre la justicia poética

Publicado: septiembre 16, 2007 en General, microcuentos, MundoFreak

La animadversión que el agente inmobiliario sentía hacia los mimos quedó en anécdota cuando se topó con la primera pared imaginaria.

Dios nos asista

comentarios
  1. Pecosa dice:

    ¡Jajajaj! Eres una caja de sorpresas. Con cuatro paredes. Imaginarias.

  2. Pecosa dice:

    ¡¡Haber elegido muerteeee!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s